Llega a Mordheim “Azote de herejes”, cazadores de brujas dispuestos a purificar la ciudad

Mordheim cazadores de brujas

¡Temblad enemigos de Sigmar!

La banda “Azote de herejes” ha llegado este lluvioso día a Mordheim. Purificar la Ciudad de los Condenados es su único objetivo y para ello están dispuestos a todo.  Pertenecientes a la orden de los Cazadores de Brujas, son parte de una organización enteramente dedicada a erradicar todo signo de adivinos, nigromantes, herejes, usurpadores, mutantes y cualquier otra clase de enemigo de Sigmar.

La corrupción que se vive en las calles de Mordheim les ha motivado a mandar a varios miembros de esta orden. Además se rumorea que tienen como objetivo recuperar Piedra Bruja para mayor gloria del Templo de Sigmar. Bien equipados y armados hasta los dientes, cuentan entre sus miembros a fanáticos, cuyo fin es más importante que los medios.

¿Quienes son “Azote de herejes”?

Konrad Marburg: es un tipo siniestro, pequeño y demacrado físicamente, pero con una gran presencia y una determinación que le hacen parecer rebosante de energía. A pesar de ser hábil con la espada prefiere mantenerse en segunda fila aprovechando su agudo sentido táctico para dirigir diestramente a sus subordinados y atacar allí donde sea más necesario, pero no rehúsa el enfrentamiento, va haciendo presa de todo lo que se pone a tiro de su pistola ballesta, y si las cosas se ponen difíciles no duda en desenvainar su vieja espada para plantar cara.

George Scherrer: rompe en parte con la visión clásica de los Sacerdotes Sigmaritas, no es un tipo que destile odio contra los adversarios de la fe de Sigmar, lo cual no quiere decir que no los desprecie, pero sus sermones más que ir dirigidos contra los enemigos de lo que es puro a la visión de su fe van dirigidos a ensalzar la figura de Sigmar y lo que él representa, en cierta parte su visión de la misión que les han encomendado es la más positiva de todo los componentes de la banda.

No han ido a Mordheim para purgar mediante la destrucción, sino a sanar mediante la purificación de la palabra de Sigmar, aunque eso requiera algún martillazo de vez en cuando, al fin y al cabo no todos están dispuestos a recibir la virtud de Sigmar sin ningún incentivo.

Azote de herejes

Una “foto de familia” de “Azote de herejes”

Pier Le Carré: hijo primogénito de noble cuna, formado en la universidad de Nuln con un intachable expediente académico, versado en las artes de la literatura clásicay la esgrima. Hasta que su familia fue víctima de una secta del Caos y decidió abandonar esa vida para dedicarse a una vendetta personal, su fervor religioso fue creciendo según iba adquiriendo más conocimientos sobre los asesinos de su familia hasta llegar a obsesionarse con la destrucción del Caos en todas sus formas.

A pesar de llevar una vida austera propia de los Cazadores de Brujas su educación de alta cuna no le ha abandonado del todo, de modales afectados y altivo viste con ropas demasiado pomposas para los de gremio, pero su aspecto es engañoso ya que su fervor y habilidad con la espada le convierten en un duro adversario.

Johan Von Schonenberg: enajenado, un pirómano al que le gusta ver como todo a su alrededor se quema hasta no quedar nada más que unas pequeñas brasas. Siempre anda boceando por las calles de Mordheim llamando la atención de cualquier criatura que quiera salir a su encuentro para probar las llamas de su Braserode Hierro, normalmente anda rodeado por los flagelantes de la banda que ven en el un ejemplo a seguir y una figura de referencia, ya que su comportamiento es más acordé con el de estos que con el de sus compañeros Cazadores de Brujas.

En varias ocasiones los “Azote de Herejes” se han visto en apuros por su culpa y a Konrad Marburg se le está empezando a acabar la paciencia con él.

Alonso de Salazar: la mano derecha de capitan, su remplazo natural como líder de la banda, un hombre adusto y de pocas palabras, pero gran bebedor al que a veces se le va la mano con el vino de Bögenhafen. Aunque eso no afecta a la puntería de “Matilda”, su fiel ballesta la cual maneja con la maestría propia de un tileano, lo que no es de extrañar ya que su piel olivácea delata su ascendencia sureña. Devoto Sigmarita de recio pulso y comportamiento huraño.

Y es que ante tan temibles individuos, sólo nos queda decir…¡Temblad enemigos de Sigmar! 

Si quieres ver la ficha de banda, puedes hacerlo en este link: Azote de Herejes.